RED de Hermandad y Solidaridad con Colombia --- REDHER ----

Dom05282017

Last updateMar, 23 May 2017 8pm

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

El Despojo en Colombia

Conversatorio: El Despojo en Colombia
Viernes 23 de Marzo
Universidad Surcolombiana
Auditorio Olga Tonny Vidales

Leer más:El Despojo en Colombia

Hidroelectrica el Quimbo, locomotora que extermina la vida

"El río amigo, rio Gugugaga, Huacacayo, o Yuma como llamaban los indígenas 1555 al que hoy conocemos como rio grande de la Magdalena,  está enfermo, esta triste, su muerte fue pactada entre el  Estado Colombiano y   la multinacional EMGESA.Pero sus hijos hoy se levantan desde todas las regiones de Colombia
y están dispuestos defenderlo hasta las últimas consecuencias.”


Respetar la vida de las comunidades y la madre naturaleza, donde el Gobierno Nacional impone la Locomotora Minero Energética, exige la Minga de Resistencia social y comunitaria,  al gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Los días 3 y 4 de marzo de 2012, en la ciudad de Popayán, Departamento del Cauca más de 200 personas representantes de  60 organizaciones de todo el país nos reunimos en la Comisión Política, para evaluar los impactos nocivos del Plan Nacional de Desarrollo y las estrategias políticas sociales y económicas del Gobierno del presidente JUAN MANUEL SANTOS que afectan al pueblo Colombiano en general. 
Las comunidades indígenas, negras, campesinas, sectores obreros, estudiantiles, cívicos y de derechos humanos, reafirmamos la decisión de enfrentar y desenmascarar la acción del Gobierno Nacional y de las Multinacionales en contra de la vida de las comunidades y de Madre Naturaleza, el Territorio y la soberanía de los colombianos.

Los actos crueles, inhumanos y degradantes que  se han  presentado en el Municipio de Gigante Huila,1 son la muestra clara de la imposición de los Proyectos Minero Energéticos sobre los derechos ancestrales de las comunidades en todo el territorio Nacional.   
Es contradictorio que ante los estrados internacionales el Gobierno Nacional del presidente Juan Manuel Santos se muestre respetuoso de los derechos humanos, pero en la práctica las comunidades afrontan la imposición a sangre y fuego de proyectos como la hidroeléctrica del Quimbo, y en medio de las manifestaciones pacíficas de la población, se imponga la desviación del río Magdalena para favorecer los intereses del capital nacional y extranjero, en éste caso particular del consorcio de la compañía dePlan Nacional de Desarrollo y las estrategias políticas sociales y económicas del Gobierno del presidente JUAN MANUEL SANTOS que afectan al pueblo Colombiano en general. 

Dos proyectos en contravia

Pese a que las comunidades del Huila han manifestado los impactos ambientales, culturales, sociales y económicos que se generan con este proyecto, el Gobierno nacional ha hecho caso omiso de derechos consagrados en la Constitución Nacional y en los pactos y normas internacionales como el convenio 169 de la OIT, asumidos por el Estado colombiano en el sistema internacional. En la aplicación del Proyecto hidroeléctrico del Quimbo, como en todos los proyectos Minero energéticos que se imponen en el país, se han presentado irregularidades frente a la consulta previa, libre e informada y el Plan de manejo ambiental. El gobierno nacional haciendo uso de un excesivo abuso de poder utiliza la acción brutal del  Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, que con armas de fuego, gases lacrimógenos,  gas pimienta, y machetes golpearon a los campesinos, pequeños mineros artesanales, pescadores y demás habitantes de la zona, en hechos que se vienen presentando desde los días 14 y15 de febrero, hasta la fecha, pretendiendo acallar las voces de miles de campesinos y pobladores de la región.


Como lo relato Miller Armin Dussan Profesor e investigador de la Universidad Sur Colombiana y Doctor en Educación y Sociedad de la  Universidad Autónoma de Barcelona:

"La forma violenta como nos desalojaron hoy, agrediendo a niños, mujeres,  ancianos indefensos...  es al mismo tiempo un honor y una victoria de nosotros.  Porque fuimos capaces de responder pacíficamente a la violencia institucional. Ese es un ejemplo para decirles a los violentos del Estado, que nosotros respondemos pacíficamente, pero que en última instancia tendrán que responder  por los heridos porque los hirieron de manera indefensa."
En este sentido, el proyecto de muerte de la hidroeléctrica, se contrapone al proyecto de vida de las comunidades quienes conciben ésta como la protección y cuidado a la madre naturaleza, de sus usos y costumbres. Las mentiras  del presidente  Juan Manuel Santos y del Ministro de Medio Ambiente Frank Pearl 3, frente a las llamadas  compensaciones sociales, de las 3000 personas que habitan el área afectada por el proyecto, no pueden esconder el crimen ecológico y los impactos sociales y culturales que se están ocasionando con este proyecto.

Ahora bien, entre los Impactos económicos, sociales, culturales y ambientales por los cuales las comunidades han manifestado la inconveniencia del  proyecto de la  hidroeléctrica del Quimbo, se cuentan:

Despojo de los bienes y recursos naturales renovables y no renovables de uso común de las comunidades indígenas y campesinas del Huila.

Violencia, desplazamiento forzado y desempleo.

Alteración de la actividad pesquera.

Alteración de prácticas culturales ancestrales.

Alteración de la calidad del agua.

Alteración de la calidad del aire, producción de ruido y estrés ecológico de la fauna y flora presente en el área.

Afectación por generación de residuos producto de excavaciones.

Generación de residuos sólidos domésticos e industriales.

Alteración del uso de suelos.

Pérdida y reducción de la vegetación.

Alteración de los lugares donde habitan los animales y de la calidad del entorno.

Afectación de la fauna y flora terrestre y acuática.

Desequilibrio del ecosistema en general. 

Así entonces, la desviación del río Magdalena, principal arteria fluvial de Colombia es una afrenta contra la madre naturaleza, contra el pueblo colombiano y contra los pobladores del Mundo. La Minga de resistencia social y Comunitaria manifiesta su solidaridad y respaldo absoluto a las comunidades del departamento del  Huila afectados por el proyecto hidroeléctrico del Quimbo.

Solicitamos a la comunidad internacional, a las organizaciones sociales, medio ambientales, de derechos humanos del país y del mundo, emprender una fuerte campaña en solidaridad con las comunidades afectadas por la hidroeléctrica del Quimbo, los convocamos a todos a denunciar y condenar la desviación del rio Magdalena  materializada en:

1)Acompañamiento directo a las comunidades.
2)Acompañar la exigencia de las comunidades acerca de la  realización de la Audiencia Pública Ambiental y la suspensión inmediata de las licencias ambientales otorgadas a los mega-proyectos minero energéticos en la Región.
3)Acompañar la solicitud de establecer las responsabilidades y la cuantificación del daño ambiental y social a las poblaciones del suroccidente, por la desviación del Rio Magdalena.
4)Respaldo a la presentación de medidas cautelares para enfrentar la crisis humanitaria generada por el Estado Colombiano y las multinacionales Endesa Engesa Y La Emerald Energy.
5)Emprender acciones colectivas, reuniones, mítines, protestas en todos los países del Mundo.
6)A las organizaciones y pueblos de España y Chile acompañar esta lucha por medio de un gran Boicot contra Endesa Emgesa S.A. eps,  Emerald Energy

7)Difundir el vídeo publicado en
8)http://www.youtube.com/watch?v=BFv4HG8ALeA.

Minga de resistencia social y comunitaria

El Esmad desaloja protesta contra el desvio del rio en El Quimbo

La Fundación Territorios Por Vida Digna y Censat-Agua Viva denuncian a la opinión pública, a la Comunidad Nacional e Internacional, el violento desalojo por parte del Escuadrón Movil Anti Disturbios –ESMAD- del cual han sido víctimas los pescadores artesanales, las organizaciones y personas que vienen movilizándose pacíficamente en contra del proyecto de construcción de la hidroeléctrica El Quimbo en el departamento del Huila, sur de Colombia.

Leer más:El Esmad desaloja protesta contra el desvio del rio en El Quimbo