RED de Hermandad y Solidaridad con Colombia --- REDHER ----

Font Size

Profile

Direction

Menu Style

Cpanel

Cucuta

Sistemática violación a los derechos de las mujeres en Eron, Cúcuta


ImageNuevamente el Establecimiento de Reclusión del Orden Nacional (ERON) de Cúcuta, puesto en funcionamiento recientemente, es escenario de presuntas vulneraciones a los derechos a la dignidad humana de las mujeres privadas de libertad.

 


En esta ocasión denuncian las reclusas que el día de ayer varias mujeres fueron agredidas físicamente por guardias de sexo masculino entre quienes se encuentra la detenida ADRIANA BERNAL, quien al parecer padece de trastornos mentales.  Según la información recibida luego de los hechos la detenida fue trasladada nuevamente a las celdas de aislamiento y el día de hoy intentó ahorcarse con una sábana. Manifiestan que cuando las otras detenidas se percataron del hecho, llamaron desesperadamente a la guardia, que se negó a bajar a la detenida de donde estaba colgando. Finalmente permitieron la salida de otra reclusa para que ingresara a la celda de ADRIANA e impidiera que concretara su acción suicida.  Denuncian las detenidas que luego de los hechos una de las dragoneantes se comunicó para que se le brindara atención médica a la detenida, pero que la enfermera se negó a atenderla argumentando razones de seguridad. Al parecer de este hecho quedó anotación en la minuta respectiva.

Cabe señalar que la detenida ADRIANA BERNAL ha solicitado insistentemente su traslado a otro centro de reclusión, sin que sus solicitudes hayan sido atendidas favorablemente y ha elaborado una carta en la que manifiesta que de no ser trasladada a otro centro de reclusión, no abandonará la idea de quitarse la vida.

ANTECEDENTES.

El 5 de abril de 2010, a tan solo 8 días de la apertura del Establecimiento del Orden Nacional de Cúcuta, las detenidas denunciaron condiciones de vida que atentan contra la dignidad humana. En su oportunidad informaron que ya existía HACINAMIENTO en las celdas, que los baños y las duchas no tienen puertas ni cortinas, por lo que deben desnudarse no solo ante las demás mujeres recluidas, sino ante las cámaras que vigilan el lugar, vulnerándose de esta manera su derecho a la intimidad, que eran obligadas a desnudarse durante las requisas. Por estos hechos las detenidas solicitaron en su oportunidad una VEEDURIA tanto de los organismos de control del Estado, como de ONGs de derechos humanos, para poner fin a las irregularidades e implementar una verdadera cultura penitenciaria GARANTISTA de sus derechos como mujeres privadas de libertad.

Las graves deficiencias administrativas se fueron haciendo cada vez más evidentes según informan las detenidas de Cúcuta, por lo que el día 12 de abril decidieron iniciar una jornada de DESOBEDIENCIA PACIFICA, hasta tanto las directivas del penal, la dirección regional y en general el INPEC, declaren la EMERGENCIA ADMINISTRATIVA en la cárcel de Cúcuta para superar las condiciones de reclusión que atentan contra su dignidad humana.

Las reclusas de la torre Sur del ERON de Cúcuta, Informaron a nuestra Función, que el 19 de abril de 2010, siendo aproximadamente las 6:30am varias de ellas decidieron exigir la presencia en la Torre Sur de la Directora del Establecimiento para que les escuchara las inquietudes que han expuesto desde su llegada al mismo; entre ellas la declaratoria de la Emergencia Administrativa y la Convocatoria a elecciones para la conformación del Comité de Derechos Humanos.

La respuesta violenta no se hizo esperar, la guardia arremetió con gases lacrimógenos, golpes y patadas contra las detenidas, afectando tanto las detenidas de la torre Sur como las de la torre Norte a quienes inexplicablemente y sin tener ningún tipo de conocimiento ni participación en el hecho, también les lanzaron gases lacrimógenos sin tener en cuenta la presencia de niños y mujeres en estado de gestación.

Según la información recibida, después de los hechos 25 reclusas fueron trasladadas a los calabozos del Establecimiento.

Manifiestan que desde la llegada al Establecimiento de Reclusión, alertaron a las autoridades carcelarias que la desocupación, la falta de organización  estaba presentando graves problemas de convivencia y que la situación podría tornarse critica sino se resolvían los problemas administrativos.

El día 20 de Abril de 2010 informan que la detenida LUISA MARIA MATEUS ARANDA intento suicidarse y que al parecer por este hecho la guardia la golpeo hasta fracturarle una costilla.

El 29 de abril las mujeres de la torre norte del establecimiento manifiestan que ha mejorado el servicio telefónico, pero que las otras deficiencias se mantienen y que a esta situación se suma la renuncia de las monitoras de la torre, ante la negativa de las autoridades de permitir que las actividades de estudio se desarrollen en los espacios destinados para ello. Informan las detenidas que las autoridades penitenciarias pretenden que la actividad educativa se realice en el patio, donde no existen condiciones adecuadas para ello, y se niega a trasladar a las detenidas a las aulas, a pesar de que las mismas cuentan con todas las condiciones tanto de comodidad, como de seguridad.

Adicionalmente manifiestan que las mujeres que resultaron agredidas por la guardia, a esa fecha no han sido remitidas a medicina legal, para la correspondiente valoración, afectándose gravemente su derecho de acceso a la justicia, teniendo en cuenta el tiempo que ha transcurrido desde los hechos hasta la fecha.

El día 20 de mayo, las mujeres del establecimiento del orden nacional ERON- de Cúcuta, informan que las deficiencias en el funcionamiento del centro de reclusión persisten.  Denuncian que al parecer se viene imponiendo la medida de aislamiento como medida in continenti, por tiempo superior al indicado en la ley (el tiempo necesario, sin exceder de 72 horas). Presuntamente en esta situación se encuentran las detenidas MIRIAM LUZ RIVERA, MONICA REY, de la torre norte, quienes se encuentran en aislamiento desde el día 9 de mayo, KATHERINE HERRERA Y TATIANA PINZÓN MENDOZA, quienes se encuentran en aislamiento desde el día 17 de mayo. La detenida TATIANA PINZON, al parecer tiene problemas de salud en una mano y no ha recibido la atención médica requerida.

Informan igualmente que el día 5 de mayo se eligieron los representantes al Comité de Derechos Humanos, sin embargo hasta la fecha no se ha convocado la primera reunión, que no se han emitido las respectivas ordenes de trabajo, estudio y enseñanza con fines de redención de la pena; que la oficina jurídica al parecer no cuenta con personal suficiente y calificado  para atender las solicitudes de las personas privadas de libertad.

Ante la grave situación de derechos humanos nuestra Fundación solicitó ingreso al establecimiento del Orden Nacional de Cúcuta para entrevistarse con las detenidas políticas, pero el INEPC negó la autorización.

En visita realizada el día 24 de junio de 2010, el abogado de la seccional Santander de nuestra Fundación, fue informado que por los hechos del 19 de abril fueron sancionadas varias mujeres a 40 y 60 días de aislamiento, y que una vez cumplida la sanción el día 18 de junio la directora del establecimiento decidió prolongar la sanción a 9 de las mujeres. Producto de esta situación, varias de ellas entraron en estado de depresión, principalmente Viviana Díaz, quien en la noche de 23 de junio intentó quitarse la vida procediendo a cortarse las venas de sus manos. Hecho que al parecer era desconocido por la dirección, como pudo constatar el abogado, por lo que al parecer la directora del establecimiento omitió su deber de garante de la población reclusa y su deber de garantizar el control medico de las personas que se encuentran en aislamiento.

El 8 de julio las detenidas políticas DORIS SUÁREZ y SANDRA MÓNICA HERRERA, elegidas como representantes al Comité de Derechos Humanos del establecimiento y quienes venían cumpliendo un importante papel de denuncia y exigencia de derechos ante las autoridades penitenciarias, fueron trasladadas a los establecimientos de Jamundí y Picaleña respectivamente e incluso una al menos una de ellas desmejorada en su calificación de conducta, sin haber incurrido en ninguna falta disciplinaria, al parecer en retaliación por su labor de defensa de los derechos humanos.

Las graves denuncias de las  mujeres privadas de libertad en el ERON de Cúcuta, requieren de la movilización de la comunidad nacional e internacional para exigir al Estado Colombiano el cumplimiento de sus compromisos internacionales para la protección de las personas privadas de libertad y el cumplimiento de las reglas mínimas y principios básicos internacionales para el tratamiento de los reclusos, en especial en relación con la prevención y sanción de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes.

Por lo anterior solicitamos a todas las organizaciones sociales, defensoras de los Derechos Humanos, y del movimiento popular, nacionales e internacionales a enviar comunicaciones expresando su rechazo a las siguientes direcciones:

 

Dr. Álvaro Uribe Vélez, Presidencia de la República Cra. 8 No.7-26, Palacio de Nariño Bogotá, D.C., Colombia. Fax: (+57 1) 566.20.71 E-mail Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Dr. Francisco Santos, Vicepresidencia de la República E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla .

Dr. Miguel Ceballos, Ministerio del Interior y de Justicia Carrera 9a. No. 14-10, Bogotá, D.C., Colombia. PBX (+57) 444 31 00 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Dr. Alejandro Ordóñez, Procuraduría General de la Nación Carrera 5 No. 15-80 Bogotá, D.C. Colombia. Fax: (+57 1)342.97.23 E-mail:

Dr. Volmar Antonio Pérez Ortiz. Defensoría del Pueblo Calle 55 No. 10-32 Bogotá, D.C. Fax: (+571) 640 04 91 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla .

Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Calle 114 No. 9-45 Torre B Oficina 1101. Edificio Teleport Bussines Park. Bogotá, D.C. Teléfono PBX (57-1) 629 3636 Fax (57-1) 629 3637 E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

FUNDACIÓN COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLÍTICOS.

 

Share this post