RED de Hermandad y Solidaridad con Colombia --- REDHER ----

Mar05232017

Last updateSáb, 20 May 2017 12pm

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

¿De dònde sale el milliòn de barriles ?

 

Colombia ya produce un millón de barriles, hay júbilo dentro del Gobierno de Santos que demuestra que sigue siendo fiel heredero de los “tres huevitos” de Uribe y se fortalece el discurso que premia flexibilización de las condiciones  contractuales para incentivar la confianza inversionista, en aras de  catapultar el crecimiento económico del país a partir de la exportación de materias primas. Pero al revisar detalladamente el panorama no es tan prometedor.

LA FLEXIBILIZACIÓN DEL CONTRATO PETROLERO

Las modificaciones sustanciales del contrato petrolero en Colombia vienen  desde el Gobierno de Pastrana,  no solo modifica las regalías fijas al 20% a una regalía escalonada por volumen de producción que en promedio nos dejan actualmente unas regalías del 8%, sino  además hizo modificaciones al contrato de asociación a favor de las empresas en un 70% a 30% de Ecopetrol   con participación escalonada a favor de Ecopetrol siempre y cuando el inversionista recuperara su inversión 1.5 veces.

Uribe, revive el contrato de concesión moderna, donde no es necesario asociarse con el estado sino solo pagar regalías e impuestos, crea la Agencia Nacional de Hidrocarburos y desliga a Ecopetrol  de la administración de los yacimientos y la subordina como una empresa más en competencia, elimino el impuesto de remesas por el cual las compañías extraen las ganancias del país, disminuyo el impuesto de renta y creo exenciones para importar maquinaria de la industria.

A parte, elimino el requerimiento de la licencia ambiental para exploración, creo la ley de servidumbres  que permite que en quince días  por vía de un juzgado una compañía entre a una finca, gústele o no al propietario,  y  extendió los contratos de Cravo Norte (Caño Limón  a la Occidental a perpetuidad y  el contrato Catalina de gas a la Chevron en la Guajira.

Santos va por el mismo camino, acaba de disminuir una vez más el impuesto de renta vía reforma tributaria, disminuyo regalías en un 40% para hidrocarburos no convencionales y a partir de las mesas de negocio  que son las Rondas ha concesionado más de la mitad del país, de algo le ha servido jugar el Pacific Rubiales Open.

La confianza inversionista  le  hemos acomodado un  contrato petrolero que  deja una renta de 42% por barril, sin tener en cuenta exenciones tributarias y la limitada fiscalización  a boca de pozo, señalada incluso por la Contraloría Delegada para Minas y Energía.

¿DE DONDE SALE EL MILLON DE BARRILES?

¿Es gracias a todas estas dadivas que se logró el millón de barriles en Colombia? A noviembre del 2012 se encuentran vigentes 69 contratos de asociación y 55 contratos de operación directa de Ecopetrol, en comparación a 314 contratos de exploración y producción (E&P), y 20 contratos de exploración técnica (TEA)

 image

Fuente: Anh, Grafico: Harman, Felipe



Cuando analizamos en que contratos recae el mayor porcentaje de producción en Colombia en un registro histórico encontramos:

HISTORICO PRODUCCION PETROLEO (mmbd)

image



Fuente: Acipet, Grafico: Harman, Felipe

El millón de barriles recae en los antiguos contratos de asociación en un 82 por ciento, mientras que los contratos de concesión, después de diez años, solo aportan el 12 por ciento de la producción. En ese sentido se deslegitima el argumento que el crecimiento de la producción es debido a la flexibilización del contrato de concesión de la ANHy que era necesario que desapareciera Ecopetrol para garantizar competitividad  en el mercado.

Es así como Castilla y Chichimene, que tenían una producción a la  baja a la entrega de la Chevron, hoy son los campos más importantes de Ecopetrol, lo que demuestra que el millón de barriles se cumple por nuevas tecnologías de recuperación secundaria y  la viabilidad económica del petróleo pesado en esta coyuntura económica, pero no por nuevos yacimientos o porque la política de exploración sea un éxito como lo quiere mostrar el gobierno.

Aun así el panorama sigue siendo oscuro, los bloques que pesan en la industria  por el desarrollo de tecnologías de recobro mejorado (inyección de agua o gas al yacimiento)  permiten aumentar la producción en campos maduros en un 19% según Ecopetrol (sigue siendo muy inferior al estándar internacional), para los cuales no hay control institucional en la presión diferencial de los pozos,  por lo que pueden dañar el yacimiento.

Aumentar exportaciones de petróleo forzándolas a toda costa sin generarle valor agregado a la producción, para dar un aire de “bonanza petrolera” inexistente, si se tienen en cuenta estas condiciones,  porque los pocos campos que se han descubierto han sido pequeños,  incluso poniendo en peligro la soberanía energética del país que ha este ritmo estará importando petróleo en  menos de diez años sino aumenta sus reservas considerablemente. En ese sentido Colombia es el país con mayor crecimiento en exportaciones anuales de petróleo, pero a su vez es el país que menos reservas tiene en  América Latina.

Un modelo cortoplacista, que multiplica conflictos ambientales por toda la geografía nacional y  no garantiza la sostenibilidad energética, pero que sigue  aumentando dadivas a los capitales  sin control, ni transferencia tecnológica real para fortalecer la industria nacional.

Para empezar, nos queda definir medidas claras para enfrentar el fin de los contratos de asociación, que vienen siendo definidos sin reglamentación previa por la junta directiva de Ecopetrol y más aún frente a la cercana reversión Rubiales, hoy el campo más importante del país.