RED de Hermandad y Solidaridad con Colombia --- REDHER ----

Dom06252017

Last updateDom, 18 Jun 2017 4pm

Font Size

Profile

Menu Style

Cpanel

Eje cafetero

Reflexiones de la Quinta Asamblea de CNA

El equipo de REDHER hizo presencia en la Quinta Asamblea del Coordinador Nacional Agrario, aquí son las reflexiones.

 El primero de Febrero comenzó en el resguardo indígena de San Lorenzo, del municipio de Rio Sucio, Caldas, la V Asamblea Nacional del Coordinador Nacional Agrario de Colombia -CNA- donde se debatió acerca del fortalecimiento del campesinado como sujeto político y de derechos.

Un momento histórico.
A lo largo de los días que demoró la asamblea se pudo palpar en cada taller, en cada conversación, en cada charla que hoy los pueblos de Colombia y en especial el pueblo campesino se juega su futuro.

En medio de una coyuntura sociopolítica histórica marcada por una parte por las negociaciones del gobierno con las FARC-EP y el inicio de las conversaciones con el ELN (Ejercito de Liberación Nacional) y por otra, por la confluencia de los movimientos sociales rurales y urbanos, religiosos y ateos, campesinos negros e indígenas en la Cumbre Agraria Campesina Étnica y Popular, el CNA,  -corazón rural del Congreso de los Pueblos- trazó su hoja de ruta y su agenda constructiva para los siguientes años en miras de fortalecer la lucha para su reconocimiento político como pueblo ancestral.

Territorios agroalimentarios y economía propia
Buena parte de los debates giraron en torno al fortalecimiento de los procesos que  impulsan una economía propia campesina a través de la construcción de territorios agroalimentarios, que buscan según los miembros del CNA “el reconocimiento de los lugares históricamente configurados por los campesinos por medio de una figura político administrativa que permita el reconocimiento de los derechos territoriales de las familias campesinas, la gobernanza del territorio y la promoción del bien común”.

En definitiva los territorios agroalimentarios son una herramienta que ayuda a practicar la ideología del buen vivir que guía las acciones del CNA  y que requiere de una transformación desde abajo de las relaciones de producción procesamiento, distribución y consumo de alimentos que garanticen la reproducción de la cultura ancestral de las comunidades campesinas y su relación con la madre tierra para confrontar el modelo de desarrollo del despojo y desplazamiento forzoso que pone en riesgo la vida campesina y la salud de la madre tierra.

Mujeres alzando el puño.
La V asamblea fue destacada por la visibilización al interior del movimiento de la necesidad para las comunidades campesinas del empoderamiento de las mujeres en cada proceso de lucha. Se celebró pues el primer encuentro de mujeres del CNA en la que las mujeres debatieron el papel que deben jugar  en el proceso de fortalecimiento del movimiento social de las comunidades campesinas y las estrategias que deben usar para integrarse en los órganos decisorios de los diferentes procesos territoriales y del CNA.

También se hizo hincapié en la necesidad del reconocimiento histórico de las mujeres como defensoras de la vida y del territorio, así como la necesidad de integrar una mirada de género en las agendas pedagógicas del movimiento y en todos los procesos locales que forman parte del movimiento campesino.
 
Los internacionalistas también alzan el puño.
A lo largo de la asamblea se visibilizó  que el momento histórico que vive Colombia traspasa las fronteras nacionales. Hoy el mundo y no solo Colombia se juega su futuro; la contaminación de los ríos, mares  y de los territorios del planeta, el acecho del cambio climático  y la disminución de las reservas de agua dulce ponen en jake mate a los pueblos del planeta.

 Y es por ello, que junto a activistas de movimientos campesinos de distintos países del continente MST (Movimiento de campesinos Sin Tierra de Brasil) MPC (Movimiento de Pequeños Campesinos de Brasil) del CUC (Comité de Unidad Campesina de Guatemala) CONAVIGUA (Organización Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala)  y también de la REDHER (Red de Hermandad y Solidaridad con Colombia) se debatió acerca de la importancia para el CNA de fortalecer su integración y su participación en los distintos movimientos campesinos regionales, como la CLOC (Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo) y mundiales, como la Vía Campesina que buscan ofrecer a los pueblos del mundo una alternativa al modelo individualista y competitivo que impera en el planeta y que gira entrono al saqueo de los territorios y a la destrucción de la madre tierra.

En este sentido, se acordó que el CNA tiene mucho que compartir con las diferentes propuestas revolucionarias que se extienden a lo largo y ancho del planeta y que claman soberanía popular, respeto al territorio y que nos enseñan que vivir no es competir, que vivir es compartir. ¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza! cantaban las familias campesinas junto los internacionalistas.

Así pues el senador campesino del PDA (Polo Democrático Alternativo) Alberto Castilla afirmó que esta quinta asamblea del CNA es “la oportunidad que tiene el movimiento social en el momento político histórico que vive Colombia de pelearse la construcción de un país en condiciones de vida digna a partir de la participación de las agendas del movimiento social, de lo que ha venido construyendo históricamente. Es el momento de abrirse a un escenario nuevo de construcción política, es el momento de desandar, de romper paradigmas y abrirnos a la transformación”.

En definitiva la columna vertebral del movimiento campesino en Colombia  esta semana pasada acerco sus besos a los labios de la vida. Todo el mundo lo sabe, el momento de hacer historia es ahora.

Seguimos forjando futuro. Somos CNA.